Macarrones Leninistas – ¿Qué Somos?

1

Vivimos tiempos duros, tiempos, hablando llanamente, jodidos. Tiempos en los que las agresiones del capital se suceden a ritmo vertiginoso, tiempos en que haciendo zapping al azar podemos ver en TV a NAZIonales, Mossos, Ertzainas… es decir, a los perros de presa de la oligarquía financiera, reduciendo los más básicos derechos elementales a polvo. Tiempos en los que chavales de 21 años sirven de chivo expiatorio a según qué zorra de ministra para olvidar que el chorizo de su marido está en paradero desconocido. Tiempos en los que no se nos puede olvidar que, ahora más que nunca, se necesita del conocimiento científico de la verdad, de la organización, de la solidaridad, del apoyo mutuo, de resistir hasta vencer, y tiempos para, llegado el momento, usar la violencia contra aquellos que nos roban diariamente. Tiempos, sobretodo, en que no se nos puede olvidar que, tras los barrotes de las cárceles del Estado español, existen infinidad de presxs comunistas, anarquistas, independentistas y antifascistas, secuestrados por el Estado por defender a su clase, a su gente y a su pueblo.

Nosotrxs, como jóvenes trabajadores, estudiantes, y algunxs, ambos, nos organizamos en este nuevo colectivo Macarrones Leninistas, nacido de los rescoldos de otros blogs que ya no existen. Macarrones Leninistas supone la etapa superior de los blogs de contrainformación, como su propio nombre indica, un Macarrón es más que un macarra, y encima, leninistas. Se trata de una fase superior histórica en el mundo de los blogs de información comunista, o de aquellos que intentan serlo. No hace falta parecerse a Jon Travolta en Grease para ser un macarrón, aunque el tupé pueda ayudar: el macarrón se siente, la procesión va por dentro. Por eso aquí no hay estética que valga. Como ya dijo Ché Guevara: “Menos camisetas con mi cara, y más revolución, coño ya, que me tenéis los huevos negros”.

Con este nuevo proyecto intentaremos teneros informados sobre lo que acontece en el mundo siempre desde una perspectiva de clase y con especial atención al Estado español, que es, básicamente, donde nos explotan a nosotrxs. Y con “desde una perspectiva de clase” queremos decir, desde una perspectiva:

–         Antirracista, puesto que no nos separan las razas sino las clases sociales.

–         Antifascista, porque el fascismo no habla alemán ni lleva bigote, también en el Estado español hay fascismo morenito y bajito.

–         Antirrevisionista, porque ni dos guerras mundiales, ni el fascismo expansionista alemán, ni los ejércitos blancos ni el trotskysmo lograron acabar con el primer estado obrero del mundo, sino que fue el revisionismo el enemigo interno, desde casa, desde nuestras propias filas.

–         Anticapitalista, porque entendemos que no hay nada más gilipollas que aquella frase de Kennedy en la que decía: “El capitalismo es la explotación del hombre por el hombre; el comunismo es lo contrario”. El capitalismo es el terrorismo.

–       Feminista de clase, porque no hay liberación del proletariado sin que éste se libere de las relaciones de dominación patriarcales, y porque estamos contra todos los feminismos reformistas que juegan a ciegas con la burguesía.

–         Solidaria, esto es, contraria a la caridad, pues mientras una es horizontal, otra es vertical. No puede darse el revolucionario ni la revolucionaria sin esta característica esencial.

–         Anti-anticomunista, porque ya está bien de la dominación ideológica de la burguesía y del agilipollamiento de las masas. La II GM no se ganó en Normandía ni se ganó por los Yankis.

–         Anti-trotskysta, porque son muy graciosos.

–         Anti nacional madridista, porque el madridismo es fascismo.

No sabemos si con estas premisas os tendremos muy informados o, por lo menos, bien informados, pero lo que podemos prometeros es que lo intentaremos. En 1905, en Tiflis, apareció en una publicación clandestina un texto de Stalin en el que escribía:

 “La revolución rusa es inevitable. Es tan inevitable como la salida del sol. ¿Se puede detener la salida del sol?”.

Queda, desde este momento, constituido el colectivo Macarrones Leninistas, cuyo objetivo es la Fregolución Proletaria mundial, comenzando por Teruel, que nos pilla más cerca.

¡¡¡MACARRONES DEL MUNDO, UNÍOS!!!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s