Gulag (II)

Segunda parte de la rigurosísima investigación de Victor Zemskov sobre las estadísticas del GULAG que toman forma en esta serie de artículos. Primera parte: https://macarronesleninistas.wordpress.com/2013/02/05/gulag-i/

Alexander Solzhenitsyn

Alexander Solzhenitsyn

En los años previos a la guerra la mortalidad entre los prisioneros del GULAG tenía una evidente tendencia a la disminución. En 1939 en los campos era de un nivel del 3,29 del contingente anual, y en las colonias del 2,3%, casi 2 veces menos del porcentaje de mortalidad en los años anteriores (en 1937-1938 en los campos era del 5,5-5,7 del contingente anual). En los informes de la dirección del GULAG de 1939-1941 como principal causa de la disminución de la mortalidad de los prisioneros se cita a la mejora de la atención médica, incluyendo la ejecución de medidas masivas contra las epidemias.

En la tabla 2 se muestra la dinámica del número de presos en cárceles de la URSS para 1939-1948. Para los detenidos en prisiones era a menudo un refugio temporal, y tras el juicio y la ejecución de la sentencia entraban en los campos y colonias del GULAG. Solo una pequeña parte de los detenidos eran condenados a cumplir la pena en las cárceles. En la tabla 2 se ve que la cantidad máxima de prisioneros en cárceles para el periodo 1939-1948 se alcanzó entre 1940 y 1941. Este se debió principalmente a dos motivos. En primer lugar la reciente unión de las repúblicas bálticas, Ucrania Occidental, Bielorrusia Occidental, la orilla derecha de Moldavia y la Bukovina Norte conllevó un aumento del contingente de gente que ingresaba en las prisiones. En segundo lugar, las prisiones de deportación en esa época estaban llenas con condenados por las Órdenes de 26 de junio y de 10 de agosto de 1940. Por la Orden de 26 de junio de 1940 se sentenció a privación de libertad de 2 a 4 años a una pequeña parte de los infractores, pero de todas formas eran cientos de miles. El 10 de agosto se aprobaron dos Órdenes: Por la responsabilidad de la salida de productos sin calidad o sin acabar y por la revisión por tribunales populares sin participación de asesores populares en casos de absentismo laboral y abandono voluntario del trabajo. Como resultado, según datos de 1 de diciembre de 1940, con un cupo máximo en prisiones de 234 mil personas, en ellas había casi 462 mil personas (tabla 7).

Según documentos del GULAG es muy difícil desagregar el flujo de vuelta de 1939, sobre el que A.I. Solzhenitsin escribió: “El flujo de vuelta de 1939: un caso increíble en la historia de los Órganos, ¡una mancha en su historia! Pero, por cierto, esta corriente opuesta no fue muy grande, cerca de un dos o tres por ciento de los atrapados antes de …” [17] En 1939 fueron liberadas del GULAG 327,4 mil personas (223,6 mil de los campos y 103,8 mil de colonias), pero en este caso estas cifras dicen poco, porque no hay indicaciones de cuantos de entre ellos fueron liberados antes de plazo y cuántos “enemigos del pueblo” fueron rehabilitados. Sabemos que el 1 de enero de 1941 en Kolyma había 34 mil prisioneros liberados, de ellos 3 mil (8,8%) fueron totalmente rehabilitados[18] .

A.I: Solzhenitsin sin duda tenía razón cuando hablaba del flujo en dirección contraria de 1939 como de un caso inusual en la historia del NKVD. Los órganos de poder locales y los órganos del NKVD fueron colocados en tales condiciones que tuvieron que dedicarse diariamente, cada hora, a la “lucha de clases”. Había una especie de competición en el descubrimiento y neturalización de “enemigos del pueblo”. Con la particularidad de que un retraso en esta competición podía traer las más tristes consecuencias para el ejecutor de este trabajo sucio, es decir, por este motivo podían entrar ellos mismo en la categoría de “enemigos del pueblo”. En estas condiciones para los órganos ya no tenía importancia si la persona era culpable o inocente. Lo más importante era arrestar la suficiente cantidad de “enemigos ocultos” y demostrarlo y por ello los órganos se dedicaron activamente a la “lucha de clases”. Esta actividad del NKVD, sobre todo en el periodo 1937-1938, fue extraordinariamente monstruosa e inmoral, pero según la idea de los años 20-30 sobre las “leyes de la lucha de clases” se consideraba moral todo lo que llevara a la más rápida liquidación del enemigo de clase.

Tabla 7

Cantidad de prisioneros en cárceles de la URSS (a 1 de diciembre de 1940) [16]

Categoría de prisioneros Cantidad
Total 461683
Entre ellos:
Procesados 108240
De ellos:
Por órganos de la dirección de seguridad del NKVD 61011
Por órganos de la policía 47229
Controlados por la fiscalía 32717
Controlados por los tribunales 43382
Condenados 271117
De ellos:
Por la Orden de 26 de junio de 1940 83223
Por la Orden de 10 de agosto de 1940 49733
Resto de condenados 138161
(de ellos, de casación) 81912
En tránsito 6227
Trasladados a campos y colonias entre el 20 de noviembre y el 1 de diciembre de 1940 59493
De ellos:
Condenados por las órdenes de 26 de junio y 10 de agosto de 1940 29160
resto 30333

Pero incluso desde las posiciones de estas “leyes de lucha de clases” los resultados de la caza de los órganos del NKVD para los “enemigos ocultos” eran casi una completa chapuza. Más tarde, durante la guerra, se aclaró: Decenas de miles de personas, que experimentaban odio hacia el régimen estatal y social soviético, que deseaban organizar una matanza masiva de comunistas y se convirtieron en cómplices activos de los ocupantes fascistas, escaparon en 1937-1939 del arresto porque no habían levantado ninguna sospecha en los órganos del NKVD sobre su “lealtad ideológica”. Para decirlo de otra manera, a los que eran auténticos enemigos no les costó nada escapar de los órganos. Al mismo tiempo el GULAG estaba repleto de gente leal al partido comunista y al régimen soviético, que durante la guerra pidieron en sus cartas a distintas instancias que se les permitiera el servicio de ir al frente y que les permitieran defender con las armas la patria, las ideas de la revolución de octubre y el socialismo. El hecho de que el NKVD (sobre todo durante la dirección de Yezhov) en general se dedicó no a la auténtica lucha de clases sino a una imitación monstruosa de enormes dimensiones, quedó claro durante la época de las rehabilitaciones masivas de las víctimas de la represión estalinista a mediados de los 50 y después.

Hablando de la chapuza en el cumplimiento de las “leyes de la lucha de clases”, no se puede, por supuesto, olvidad que bajo el nombre de “lucha de clases” se llevó a cabo un ajuste de cuentas interno en el partido. Por la composición de presos del GULAG se puede deducir que se practicó ampliamente una serie de arrestos planificados anteriormente de categorías de personas que no se deseaba mantener en libertad por “intereses de estado”, aunque desde el punto de vista jurídico eran totalmente inocentes. Por ejemplo, en la segunda mitad de los años 30 entre los prisioners especialistas mucho de ellos eran trabajadores de las finanzas (contables y similares). Aquí hay un intento del estado de meterles entre rejas, bajo forma de “enemigos del pueblo”, con el objetivo de mantener mejor los secretos financieros (la privación del derecho a comunicación escrita tenía el mismo objetivo). Esto es solo uno de los ejemplos de práctica fanática de la represión de inocentes por el “interés del estado”.

Desde los años 20 hasta comienzos de los 50 la política represiva nunca se interrumpió, pero en distintos periodos tuvo distintas tendencias a disminuir o a aumentar (el aumento más fuerte se produjo en los años 1937-1938). Esto testimonia que la dirección de entonces del partido y del estado veía la represión como una condición necesaria para el funcionamiento del estado y la paulatina consolidación del régimen, como un instrumento de reafirmación del propio poder, y en definitiva, como una herramienta de construcción del socialismo.

Sin embargo los dirigentes del partido comunista y del estado soviético veían la represión, incluyendo la organización a nivel masivo de un sistema de campos, no solo como un medio de autoconservación, sino también de conservación y reafirmación de las posiciones en la sociedad de su propia base social en forma de clase obrera. En las posiciones de clases sociales, el GULAG era una creación de la clase trabajadora, que tras la revolución de octubre se había convertido enla clase dirigente de la sociedad. Precisamente para el aislamiento de los enemigos de clase, los socialmente peligrosos, explosivos, sospechosos y otros elementos dudosos (reales o imaginarios) cuyos actos o ideas no servían para el fortalecimiento de la “dictadura del proletariado”, se creó el GULAG.

Tras aparecer como un instrumento y lugar de aislamiento de elementos contrarrevolucionarios y delictivos en interés de la defensa y fortalecimiento de la dictadura del proletariado, el GULAG, gracias al principio de la “corrección mediante el trabajo forzado” (en este principio, en nuestra opinión, hay más hipocresía que utopía), se convirtió rápidamente en un sector económico independiente, abastecido por mano de obra barata en forma de presos. Sin el citado instrumento económico la solución de muchas metas de la industrialización en regiones del norte y oriente habría sido prácticamente imposible. De aquí viene un importante motivo de la permanencia de la política represiva, es decir: el interés del estado en mantener el flujo de mano de obra barata, su utilización forzada preferentemente en las condiciones extremas del norte y del este.

Durante la guerra la situación de los prisioneros del GULAG empeoró. Las normas de alimentación se redujeron considerablemente, lo que provocó un aumento inmediato y sensible de la mortalidad. Si en 1940 murieron en los campos del GULAG 46 665 prisioneros, en 1942 murieron 248 877, es decir, 5,3 veces más (ver tabla 3) En enero de 1942 en Sevurallage murieron 1615 presos, de ellos 698 de poliavitaminosis, 359 de enfermedades cardiacas (parálisis cardiacas debido a descompensación del miocardio u otras), 170 de pulmonía, 118 de tuberculosis, 81 de enfermedades de órganos del sistema gástrico, 22 de órganos de respiración, 13 de pelagra y 154 de otras enfermedades. También empeoró el estado físico de los presos que se mantuvieron vivos (tabla 8) .

Del total de presos muertos en campos del GULAG en 14 años (de 1934 a 1947) 526 841, o el 53,6%, murieron en 3 años (1941-1943) y el resto, 446 925 presos (46,4%) murieron en 11 años (1934-1940 y 1944-1947). (tabla 3) . En 1944 la norma alimenticia del GULAG aumentó algo: En pan un 12%, grano un 24%, carne y pescado un 40%, grasas un 28% y verduras un 22%. Pero incluso tras esto la cantidad de calorías era menor a la época de preguerra en un 30% aproximadamente. En los últimos años de guerra la mortalidad comenzó a disminuir sensiblemente. En 1944 murieron en los campos del GULAG 60 948 personas, en 1945 43848 (ver la tabla 3). En un informe del departamento sanitario del GULAG en 1945 se lee: “Por grupos de edad la mayor mortalidad es la del grupo de 20 a 40 años, es decir, las personas más predispuestas a la tuberculosis pulmonar, distrofía alimentaria y pelagra. Por categorías laborales, la mayor caída de mortalidad es la de la categoría 4, un 67,4%, la categoría 3 da un 28,9% de mortalidad. De esa manera, casi toda la mortalidad, el 96,3% va a las categorías 3 y 4 de trabajo físico.

Tabla 8

Peso específico de los grupos laborales en la composición de la población de presos del GULAG (%) [19]

Grupos laborales Años
1940 1942
Aptos para el trabajo pesado 35,6 19,2
Aptos para el trabajo medio 25,2 17,0
Aptos para el trabajo ligero 15,6 38,3
Inválidos y débiles 23,6 25,5

Durante la guerra, simultáneamente con la disminución de la norma de alimentación aumentó la norma de trabajo. Sobre el aumento del nivel de intensificación del trabajo de los presos habla, en parte, el hecho de que en 1941 en el GULAG el trabajo de una persona/día se valoraba en 9 rublos 50 kopeks, y en 1944 en 21 rublos. .

Durante el primer periodo de la guerra, de las regiones amenazadas por la ocupación alemana se evacuaron 27 campos y 210 colonias con un total de 750 mil prisioneros. Los presos evacuados llegaron a unos campos y colonias que ya estaban muy llenos en las regiones orientales del país, lo que llevó a un tremendo hacinamiento. En 1942 la superficie media por preso era de menos de 1 metro cuadrado (al final de la guerra era de 1,8 metros cuadrados).

La guerra provocó una modificación en la relación del número de hombres y mujeres entre los presos del GULAG (tablas 9, 10) Al comienzo de la guerra los hombres eran el 93% y las mujeres el 7%. En julio de 1944 los porcentajes eran del 74% y el 26%. Durante la guerra, entre los prisioneros aumentó en número de adolescentes que no habían cumplido los 17 años de edad: En 1942 eran 3112, en 1943 4147, en 1944 6988 y en 1945 6433 (datos a 1 de enero de cada año). A 1 de enero de 1946 el número de adolescentes en campos del GULAG disminuyó a 2035 personas.

Durante la guerra se interrumpió la anterior práctica del GULAG de liberación anticipada por tribunales de los presos en base a los trabajos cumplidos o la superación de las normas establecidas de producción. Se estableció la norma del cumplimiento íntegro de las penas. Y solo para algunos presos, productores sobresalientes, con indicadores de producción elevados y largos periodos de estancia en privación de libertad, una asamblea especial del NKVD a veces concedía una libertad provisional o disminución del plazo de reclusión.

Durante la guerra en el GULAG el número de condenados por delitos contrarrevolucionarios creción en más de 1,5 veces. Desde el primer día de la guerra se interrumpió la liberación de condenados por traición a la patria, espionaje, terrorismo, diversión, trotskismo y derechismo, por bandidismo y otros delitos similares. La cantidad total de liberados que siguieron presos hasta el 1 de diciembre de 1944 fue de cerca de 26000 personas. Además cerca de 60000 personas que terminaban su periodo de reclusión fueron mantenidos forzosamente en los campos por “servicio auxiliar”.

Tabla 9

Número de prisioneros de campos del GULAG según sexo (a 1 de enero de cada año) [20]

Años Hombres Mujeres
Datos absolutos

%

Datos absolutos

%

1934 480199 94,1 30108 5,9
1935 680503 93,8 44980 6,2
1936 788286 93,9 51120 6,1
1937 770561 93,9 50320 6,1
1938 927618 93,1 68749 6,9
1939 1207209 91,6 109986 8.4
1940 1235510 91,9 108898 8,1
1941 1352542 92,4 110835 7,6
1942 1231696 90,8 124155 9,2
1943 828719 86,9 125184 13,1
1944 525368 81,2 121981 18,8
1945 534187 76,0 168634 24,0
1946 501772 85,5 85198 14,5
1947 667367 84,0 127224 16,0
1948 888225 81,0 208324 19,0

A 1 de enero de 1941 faltaba información sobre el sexo de 37147 presos de campos del GULAG, a 1 de enero de 1942 de 59745, a 1 de enero de 1943 de 30071, a 1 de enero de 1944 de 16245, a 1 de enero de 1945 de 12684, a 1 de enero de 1946 15901, a 1 de enero de 1947 14248, a 1 de enero de 1948 11508.

Tabla 10

Número de prisioneros de colonias del GULAG según sexo (a 1 de enero de cada año) [21]

Años Hombres Mujeres
Datos absolutos

%

Datos absolutos

%

1943 337737 71,9 131928 28,1
1944 283306 62,3 171627 37,7
1945 403659 62,0 246996 38,0
1946 343011 73,0 126748 27,0

A 1 de enero de 1943 faltaba información sobre el sexo de 30543 presos de colonias del GULAG, a 1 de enero de 1944 de 61292, a 1 de enero de 1945 de 94516, a 1 de enero de 1946 de 486465.

En uno de los informes de la dirección del GULAG (1944) se escribió: “Se debe prestar una especial atención a la cuestión del aislamiento total de los condenados por delitos contrarrevolucionarios y otros de gran peligrosidad. Con este objetivo, el NKVD concentra a los presos más peligrosos, condenados por participación en organizaciones troskistas, derechistas o antirrevolucionarias, traición a la patria, espionaje, diversión, terrorismo y dirigentes de organizaciones antirrevolucionarias y partidos antisoviéticos, en cárceles especiales y en campos de trabajo correccionales, situados en el lejano norte y en extremo oriente (región del río Kolyma, círculo polar), donde se estableció una vigilancia reforzada y un régimen con trabajos físicos duros de extracción de carbón, petróleo, minerales y tala de bosques”. Las múltiples peticiones de los presos políticos de ser enviados al frente, salvo muy raras excepciones, no se concedieron.

En 1942-1944 El NKVD realizó algunas movilizaciones de ciudadanos soviéticos (alemanes, finlandeses, rumanos, húngaros, italianos) a las llamadas colonias de trabajo, organizadas según el decreto del Comité Estatal de Defensa Nº 1123 de 10 de enero de 1942. En total se movilizó a estas colonias más de 400 mil personas, entre los cuales entraban también representantes de otras nacionalidades (chinos, coreanos, búlgaros, griegos, calmucos, tártaros de Crimea). 220 mil movilizados a las colonias de trabajo fueron utilizados en la construcción y en los campos del NKVD, y 180 mil en objetos de otros ministerios. Estos contingentes se instalaron en el sistema del GULAG y en otros puntos aislados, rodeados de alambre de espino y con guardia.

En 1943 aparecieron los condenados a trabajos forzados. De acuerdo con la Orden del Presidium del Soviet Supremo de la URSS de 22 de abril de 1943 “sobre las medidas de castigo a los traidores a la patria y la aplicación como medida de castigo a estas personas de los trabajos forzados” el NKVD organizó secciones de trabajos forzados en los campos de Vorkuta y del noreste con el establecimiento de un régimen especial, que garantizaba el cumplimiento de las exigencias de la Orden mediante aislamiento total de los condenados a trabajos forzados: Se alargó la jornada laboral diaria con cumplimiento por los presos de duros trabajos bajo tierra en las minas de carbón, en la extracción de oro y estaño. En julio de 1944 había en los campos 5,2 mil condenados a trabajos forzados (en septiembre de 1947 su número había crecido hasta 60 021 personas.

En los primeros 3 años de guerra en los campos y colonias del GULAG fueron encerrados por responsabilidad criminal 148296 personas (en la segunda mitad de 1941 26924, en 1942 57040, en 1943 47244, de enero a mayo de 1944 17088), de ellos 118615 eran presos, 8543 movilizados a colonias de trabajo y 21538 contratados a sueldo. Fueron condenados a la máxima pena 10858 personas (10087 presos, 526 movilizados a colonias de traabjo y 254 contratados a sueldo). La pena de muerte se dictó sobre todo por acusaciones de pertenencia a organizaciones y grupos ilegales en los campos. En uno de los informes del GULAG se escribía: Durante los años de 1941 a 1944 en los campos y colonias se descubrieron y destruyeron 603 organizaciones y grupos subversivos, cuyos participantes activos eran 4640. En este caso no se excluye que los órganos del NKVD, en la manera chapucera que les caracterizaba, “descubrieran” y “neutralizaran” una cierta cantidad de organizaciones y grupos subversivos que en realidad no existían, aunque el hecho de la existencia de bastantes organizaciones subversivas (la “Guardia de Hierro”, la “Sociedad Rusa de Venganza contra los bolcheviques” y otras) no tiene ninguna duda.

De acuerdo con los Decretos del Presidium del Soviet Supremo de la URSS de 12 de julio y de 23 de noviembre de 1941 sobre la liberación anticipada de determinadas categorías de presos, condenados por ausentismo laboral, delitos laborales y económicos, con transferencia de las personas en edad militar al ejército rojo, se liberaron en el GULAG 420 mil presos. Mediante Decisiones del Comité Estatal de Defensa durante los años 1943 se liberó anticipadamente en el GULAG con paso al ejército a 157 mil personas. En total desde el comienzo de la guerra hasta junio de 1944 se transfirieron al ejército rojo 975 mil presos del GULAG (incluyendo liberados por cumplir el plazo de su condena). Por acciones militares en los frentes de guerra, los antiguos presos del GULAG Breusov, Efimov, Otstavnov, Serzhantov y otros fueron condecorados con la condecoración de Héroe de la Unión Soviética.

Además, entre 1941 y 1942 se liberó de los campos del GULAG 43000 polacos y cerca de 10 mil checoslovacos, en su mayoría para formar secciones militares de sus países. Surge la pregunta: ¿Cómo puede ser que en la estadística de la distribución nacional de los presos del GULAG (ver tablas 5 y 11) de 1940-1943 el número de polacos era significativamente menor que el número de liberados del GULAG en 1941-1942? En nuestra opinión la mayoría de los deportados en 1940-1941, de Ucrania Occidental, Bielorrusia Occidental y Lituania los polacos que fueron a los campos del GULAG se incluyeron en la categoría “otros” (no entraros checos), y en la categoría “polacos” en la estadística del GULAG en general entraban solo los polacos “oriorientales”, es decir, ciudadanos de la URSS en sus fronteras a 17 de septiembre de 1939, y posiblemente una pequeña cantidad de polacos “occidentales”. A 1 de enero de cada año en los campos del GULAG en 1040 se incluían en la categoría “otros” 67 455, en 1941 148 460, en 1942 136 898, en 1943 79 208 (ver las tablas 5 y 11). Estas subidas y bajadas de “otros” pueden explicarse solo porque en 1940 y en la primera mitad de 1941 en los campos del GULAG entraron decenas de miles de polacos de las regiones occidentales, y en la segunda mitad de 1941 y 1942 la mayoría fueron liberados. No encontramos otra explicación para tales cambios en la cantidad de “otros” y en el número de polacos en los campos del GULAG en 1940-1943.

Durante los primeros 3 años de guerra en las subsecciones de construcción del NKVD trabajaban más de 2 millones de presos del GULAG, entre ellos a la construcción de vías férreas fueron transferidas 448 mil personas, a la industria de construcción 310 mil, a la industria de la madera 320 mil, a la metalúrgica 171 mil, a la construcción de aeropuertos y carreteras 268 mil. En el primer periodo de la guerra se enviaron a la construcción de estructuras defensivas 200 mil prisioneros del GULAG.

Además a mediados de 1944 225 mil presos del GULAG fueron utilizados en empresas y construcciones de otros ministerios, entre otros 38 mil a la industria armamentística y de munición, a la metalurgia 40 mil personas, a la industria de aviación y tanques 20 mil, carbón y petroleo 15 mil, centrales eléctricas y producción de electricidad 10 mil, bosques 10 mil. Por tipos de trabajo, estos presos se utilizaron: En trabajos de construcción el 34%, directamente en la producción (en fábricas, preferentemente en trabajos auxiliares) el 25%, en trabajos de minería el 11% y en otros (preparación de la madera, trabajos de carga y descarga) el 30%. Por ejemplo, en los combinados metalúrgicos de Magnitogorsk y Kuznetsk en junio de 1944 había 4300 presos del GULAG, en la fundición de cobre de Dzhekazgansk 3 mil, en la construcción de la refinería de petróleo de Ufa 2000, los mismos que en la fábrica Kirov de construcción de tanques. Desde el comienzo de la guerra hasta el final de 1944 el NKVD transfirió a beneficios del estado cerca de 3000 millones de rublos, obtenidos de otros ministerios por la fuerza de trabajo entregada.

En los informes del GULAG sobre el estado de ánimo de los presos se indica que sólo una pequeña parte de ellos deseaba la liberación por las tropas de Hitler. La mayoría de ellos tenía sentimientos patrióticos. Incluso en las horribles condiciones de la vida del GULAG la gente no perdía su preocupación por el destino de la patria.

Privados de la posibilidad de defenderla con las armas, procuraban colaborar en lo que podían a la victoria sobre los agresores fascistas, aumentando en lo que permitían sus fuerzas la productividad del trabajo y la producción de materiales o materias primas.

Privados de la posibilidad de defenderla con las armas, procuraban colaborar en lo que podían a la victoria sobre los agresores fascistas, aumentando en lo que permitían sus fuerzas la productividad del trabajo y la producción de materiales o materias primas.

En 1944 el 95% de los presos del GULAG que trabajaban se incluyó en la emulación laboral, el número de los que rechazaron en trabajo en comparación con 1940 disminuyó en 5 veces y fue de solo el 0,25% del número total de los presos con capacidad para trabajar.

Tabla 11

Composición étnica de los prisioneros del GULAG de 1942 a 1947.
(a 1 de enero de cada año) [22]

Grupo étnico 1942 1943 1944 1945 1946 1947
Rusos 833814 600146 403851 441723 303132 412509
Ucranianos 180148 114467 73832 85584 107550 180294
Bielorrusos 45320 25461 15264 15479 24249 32242
Georgianos 11171 6960 5517 5446 4544 4609
Armenios 10307 9300 6835 6903 5477 5728
Azarbaiyanos 8170 4584 2924 4338 3163 1495
Kazajos 19703 14888 11453 12321 7822 8115
Turkmenos 8548 6078 3113 2681 2007 2397
Uzbekos 26978 20129 8380 8426 5570 4777
Tayikos 4896 3841 2194 1872 1335 1460
Kirguizos 3537 2706 1437 1142 1034 894
Tártaros 29116 17915 11933 14568 9049 11045
Bashkirios 4669 2414 1406 1579 905 1093
Hebreos 23164 20230 15317 14433 10839 9530
Alemanes 19258 18486 19773 22478 18155 18738
Polacos 14982 11339 8765 8306 13356 16137
Finlandeses y carelios 3547 2781 2220 1929 1758 2245
Letones 7204 5008 3856 3444 12302 11266
Lituanos 3074 3125 2048 1805 11361 15328
Estonios 6581 4556 2933 2880 9017 10241
Rumanos 1550 1040 857 815 840 978
Iraníes 1825 1176 772 678 501 558
Afganos 256 170 89 65 59 48
Mongoles 64 37 22 49 20 49
Chinos 5182 3848 2792 2879 2614 1888
Japoneses 133 119 116 23 578 660
Coreanos 2403 1806 1257 1397 909 959
Griegos 2610 1859 1344 1382 1240 1247
Turcos 488 297 226 281 264 186
Otros 136898 79208 53068 50599 41247 29725
TOTAL: 1415596 983974 663594 715505 600897 786441

A 1 de enero de 1946 faltan datos de composición nacional de 145 974 presos de campos del GULAG, a 1 de enero de 1947 faltan de 22 398 presos.

Desde el comienzo de la guerra hasta 1944 fueron producidas por prisioneros del GULAG 70,7 millones de unidades de munición (entre ellas 25,5 millones de minas tipo M-82 y M-120, 35,8 millones de granadas de mano y de espoletas, 9,2 millones de minas antipersonales, 100 mil bombas de aviación y otras), 1400 fuentes de alimentación para aparatos de radio, 500 mil carretes para cable telefónico, 30 mil barcas ligeras, 70 mil bases de mortero, 1,7 millones de máscaras antigas, 67 millones de metros de tela (de los que se hicieron 22 millones de uniformes), 7 millones de metros de madera y muchos otros productos, materiales y materias primas.

16. Solzhenitsyn, A.I., Archipiélago GULAG, tomo 1, pág.83.

17. Archivo Central Estatal de la Revolución de Octubre, de órganos superiores del estado y los órganos de dirección de la URSS. Colección de documentos. .

18. El mismo.

19. El mismo.

20. El mismo.

21. El mismo.

22. El mismo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s