Carta de N.O. Glagoleva, Presidenta del Movimiento para la Defensa de los Presos Políticos por el Socialismo (MDPP-S) al Camarada Arenas

1

Estimado Manuel:

Hace bastante tiempo que no le escribíamos y tampoco hemos recibido cartas de Usted. Nos gustaría, ahora, llenar el vacío que se ha producido en nuestras comunicaciones.

Desearíamos saber ¿cómo está Usted ahora? Comprendemos perfectamente que encontrándose Usted en las mazmorras, no se puede decir que todo está en orden. Está claro que tal situación es enteramente anormal e injusta. Entendemos que ello es asaz negativo para Usted y para su salud también. Peor es todavía para todo el movimiento comunista, lo que implica que su prisión es nefasta para el destino de su país y, por cierto, de todo el mundo. La causa de la liberación de la humanidad y de la libertad de la gente del trabajo necesita dirigentes fieles, convencidos, con buen nivel, abnegados y valientes, entre los cuales está Usted.

Pero cuéntenos, ¿cómo están sus asuntos? ¿Cómo se siente Usted? ¿En qué situación está el problema de su vista? ¿Recibe Usted asistencia médica y de qué calidad? ¿Cuántas personas comparten la celda con Usted? ¿Cómo son las relaciones con sus compañeros de celda y con la administración carcelaria? ¿Hay alguna posibilidad de reducir el plazo de privación de libertad? ¿Se ha emprendido algún trámite jurídico en ese sentido? ¿Le es permitido a Usted ver a sus familiares? De acuerdo con la información que yo tengo, en este momento Usted se encuentra bastante alejado de su casa, esto es, para llegar a su “residencia”, sus familiares y amigos tienen que viajar de un extremo a otro de España. Con todo, la verdad es que si se mira teniendo en cuenta la extensión de Rusia o de la Unión Soviética, recorrer una gran distancia en España no parece ser mucho. Bueno, de todos modos, ¿recibe Usted visitas de vez en cuando? ¿Cuál es el régimen de visitas imperante allí? Aquí, en Rusia, el preso puede, cada mes, comunicarse con visitantes durante las denominadas “visitas cortas”, es decir, se puede conversar por teléfono con el preso en el transcurso aproximado de una hora. La conversación transcurre a través de un tabique transparente. Y, trimestralmente, los familiares pueden llegar a la cárcel una vez y hacer una “visita larga” –de uno a tres días de convivencia conjunta en el “hotel” de la prisión. ¿Existe algo parecido en España?

¿De qué forma recibe Usted información acerca de lo que pasa en el mundo? ¿Tiene Usted un aparato de radio o televisor en la prisión? ¿Recibe Usted diarios?

Acá, en Rusia, el pueblo se ha tornado más activo y ha comenzado a salir de sus casas a protestar en las calles, aun cuando el principal pueblo –la clase obrera y sus aliados- todavía no se ha incorporado a la resistencia. Por esto, no podemos, por el momento, hablar de que la situación ha madurado. Sin embargo, nuestros camaradas, los trabajadores petrolíferos de Kazajastán han mostrado su intransigencia y coraje, precisamente, en la lucha de los obreros contra el poder y el patronato que viola los derechos del pueblo trabajador. Empero, la verdad es que muchos de ellos, seguramente, no sospechan que luchan, objetivamente, por el futuro socialista de su país. Por ahora, se puede decir que su lucha se desarrolla por sus derechos, mejores salarios y dignidad, pero no caben dudas de que están adquiriendo la necesaria experiencia de lucha. Infelizmente, han tenido que pagar un precio muy alto por ello. En el pasado mes de diciembre, el poder decidió que ya era necesario poner fin al paro laboral, que duraba siete meses, para lo cual no vaciló en preparar y desatar la represión que dejó trabajadores asesinados y heridos. Muchos más fueron a parar en las mazmorras del régimen, donde son víctimas de humillaciones y torturas. Es evidente que su situación hace más necesaria que nunca la solidaridad de los trabajadores, incluida la solidaridad internacional. Con todo, se está atesorando una amarga y valiosa experiencia.

A propósito de lucha política, quería preguntarle a Usted ¿cuál es su posición relativa al PCPE, el Partido Comunista de los Pueblos de España y si tienen Usted y sus camaradas relaciones con este partido? Entiendo perfectamente que, en las condiciones que Usted se encuentra, no es fácil hablar sobre las actividades de la organización, pero, de cualquier manera, hay compañeros suyos en libertad. Es obvio que espero recibir respuesta a mis preguntas sólo en el caso de que ellas no le provoquen alguna complicación; más todavía, que puedan ser motivos de disgustos.

Nosotros no estamos muy convencidos de haber comprendido cabalmente la esencia del veredicto adoptado en febrero del año pasado. Tengo entendido que, a partir de febrero de 2011, usted debía cumplir una pena de prisión de tres años. Sin embargo, en las publicaciones, surge un plazo diferente. Nos podría Usted contar cuál es la situación real. Si tiene posibilidades de hacerlo, escríbanos, por favor.

Queremos tener la esperanza de que esta breve carta llegue a sus manos. Adjuntamos algunos números de diarios del año pasado y el último Boletín de nuestro movimiento.

Esperaremos con impaciencia no más sea algunas líneas de su parte, tal como, con gran impaciencia, esperamos que Usted sea liberado, toda vez que la noche oscura no puede ser eterna; tendrá que acabarse más temprano que tarde.

Le deseamos lo mejor que pueda haber en las condiciones en que Usted se encuentra.

Un solidario saludo de nuestros camaradas.
Con mucho respeto, saluda a Usted,

N. O. Glagoleva
Moscú, 18. 02. 2012

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s