Brutales Palizas a Presxs Políticxs en 1979/1980

1Reproducimos una carta enviada al director en El País, 27/4/1980

Trato inhumano en las cárceles
Como familiares de los presos políticos del PCE(r) y de los GRAPO queremos denunciar la grave situación en que se encuentran en las cárceles de Herrera de la Mancha, Zamora y penal de El Puerto de Santa María. Como consecuencia de la fuga de la cárcel de Zamora de cinco miembros de los GRAPO, el 17 de diciembre pasado, los presos que quedaron fueron sancionados con 35 días de castigo en las celdas de aislamiento, doce presos fueron trasladados a Herrera de la Mancha y otros nueve al penal de El Puerto. Estos traslados se realizaron el 26 de diciembre, siendo apaleado al llegar a Herrera de la Mancha J. Vieites, con un resultado de catorce puntos en la cabeza y distintas lesiones, por las que su abogado presentó la correspondiente denuncia ante el juez de Manzanares. Asimismo fue apaleado a su llegada a El Puerto de Santa María I. Padín.
Después de dos meses y medio de aquellos hechos, continúan encerrados en sus celdas veintitrés horas diarias, utilizando la que queda para salir al patio de tres en tres en Herrera y en el penal, y de uno en uno en Zamora. Sabemos también que se dan palizas en Herrera (Mencia, Gil, Araújo), y en el penal de El Puerto a José Ortín varios funcionarios le golpearon con sus porras en el vientre por gritar el 1 de enero «¡Viva el año nuevo obrero!».
En Zamora, los presos han de salir desnudos de sus celdas para ducharse y volver a ellas mojados, puesto que sólo pueden secarse en las celdas. Por otra parte, cuando algún funcionario considera que alguien no se portó bien, se le castiga sin cenar. Comida, por lo demás, pésima, dándose la circunstancia de que un preso fue sancionado con veinte días de castigo por decir que la comida estaba podrida…
Estos presos, que antes podían leer, estudiar, escribir o hacer un poco de gimnasia, se encuentran en la actualidad con que toda su actividad se ve reducida a estar en unas celdas de dos por tres metros, sin apenas luz y sin mesa ni silla. La correspondencia, también censurada, se les limita a una carta diaria a sus familiares, no a los amigos. En el caso de A. Rodríguez ni siquiera ha podido escribir a su compañera, que se encuentra en la cárcel de Yeserías.
Hemos acudido al director general de Instituciones Penitenciarias -quien no nos ha resuelto nada-, a los medios de comunicación -sin que se hagan eco de nuestra denuncia-, a Joaquín Ruiz-Jiménez -que nos prometió denunciar el caso ante la Comisión de Derechos Humanos de la Unesco-, a dirigentes del PCE, PSOE, etcétera. Todos nos han escuchado y ofrecido muy bonitas palabras, pero no han realizado ninguna denuncia ni interpelación parlamentaria al Gobierno sobre la situación de estos presos.
(3 madres de presos políticos del PCE(r) y de los GRAPO)
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s